ESTANISLAO – CAMPAIGN 2016:

http://www.eocostura.com/

“Vestidos de novia de corte minimalista y de fiesta de estilo sencillo hechos artesanalmente y a medida.

“A todo el mundo le ocurre eso de sentir que ha nacido demasiado tarde, que se ha perdido cosas excitantes, épocas mejores. Nací en 1984, precisamente cuando mi padre empezaba a rebosar creatividad y a explorarla en serio y a fondo en el mundo de la moda, y dos años después ya tuvo lugar su primer desfile. Fue como todo en la época: osado, libre y caótico; chicas paseándose bailando por una franja verde que cruza el suelo de un pub, entre gente con copas en la mano, llevando vestidos de imposibles formas geométricas, inspiradas en cosas como los ropajes de Egipto (para la posteridad queda el titular “Los vestidos faraónicos que hace Estanislao en una masía de Bell-lloc”, que apareció en un periódico local en esos días). La cuestión es que todo ello me pilló demasiado joven y, a pesar de que abuelos o tíos me llevasen a todos los eventos, me pregunto cómo hubiera sido vivirlo todo con la perspectiva de alguien mayor, con una mirada mas ávida por aprender o mas conocimiento para saber qué se estaba haciendo y por qué. Da igual: con el paso de los años me he dado cuenta de que aprendí de ello, y mucho. El ser tan niño, le añadió a todos estos eventos una percepción magnificadora y fascinante; ver los desfiles en vídeo, luego, durante años y miles de veces, era como ver la mejor de las películas, y los vestidos y las modelos eran para mí tan icónicos como Madonna o las chicas de The B-52’s. Todo me parecía admirable: los vestidos, sus colores, las torpes modelos (se daba un curioso fenómeno fan, y verlas en persona, después de verlas tanto por la tele me daba vergüenza),… y la música, que era también muy importante: sus diseños empezaron con las líneas rectas y el post-punk, y poco a poco su inquietud artística impregnó sus creaciones con el estilo de una alta costura que mide el detalle, y sus colecciones se vieron inspiradas en conceptos como la época medieval o la década de los cincuenta, experimentos postmodernos que le permitían investigar sin perder la frescura”. “